Deporte y Nutrición

Nutrición, deporte y Rutinas de entrenamiento en casa

Perder grasa mientras ganamos músculo

¿Es posible ganar músculo y perder grasa a la vez?

Si eres aficionado al deporte o al fitness, así como si te estás informando para empezar una rutina de entrenamiento y mejorar tu condición física, esta es una de las dudas que te puedes plantear y que posiblemente sea un tanto compleja de contestar. ¿Puedo ganar músculo y perder grasa al mismo tiempo?

Por suerte o por desgracia el perder grasa y ganar músculo de forma simultánea no es algo fácil de conseguir para todo el mundo, si bien es posible, será necesario un estudio personalizado para encontrar la mejor forma de conseguirlo.

Para que se de el caso se pueden dar varias situaciones dependiendo del tipo de rutinas que realicemos habitualmente, o incluso si nos dedicamos a estar sentados y tener una vida completamente sedentaria y pensamos que es momento de cambiar.

La teoría, si estás actualizado en la materia, nos indica que para que haya ganancia muscular debe haber su superávit de calorías, y para la pérdida de grasa corporal estamos hablando del caso contrario, tener un déficit calórico, por tanto el combinar estas dos cosas puede parecer algo completamente contradictorio.

A pesar de esto vamos a ver las situaciones en las que podemos hacer esto posible

Persona sedentaria con sobrepeso que empieza a realizar deporte

He puesto deporte, pero nos podemos estar refiriendo a cualquier tipo de actividad física que implique algo de cansancio, podría bien ser caminar, bicicleta, etc.

Este tipo de personas que tienen sobrepeso y que no realizan apenas ningún tipo de actividad física, juegan con una ventaja a la hora de perder grasa y ganar masa muscular, mas bien se da el caso de forma obligatoria y todo ello es debido a que presentan una resistencia a la insulina.

Esta resistencia a la insulina está provocada por el alto contenido en grasa de su masa corporal, al tener mucha grasa, los adipocitos se hipertrofian y es cuando empiezan a rechazar la grasa. Pero para poder evitar acumular más grasa se vuelven resistentes a la insulina, y por ello evitan captar calorías.

No voy a entrar en detalles de la cantidad de problemas que puede provocar a nivel físico esta situación a la que no deberíamos llegar, pero es la que nos va a ayudar a quemar grasa y ganar masa muscular de la siguiente forma.

Al someter a los músculos a un ejercicio al que no están acostumbrados, creándoles un sobreesfuerzo, éstos se adaptan y aumentan su volumen para que la próxima vez que volvamos a realizar el mismo esfuerzo el impacto sea menor. De esta forma conseguimos ganar músculo, que a su vez aumenta nuestro metabolismo basal, y por tanto las calorías necesarias para mantener las funciones del organismo son mayores.

Este coste adicional de calorías va a provocar que empecemos a quemar grasa, incluso cuando sigamos con la misma dieta, hasta el punto en el que el cuerpo se vuelva a estancar, pero ya se ha dado el caso de pérdida de grasa y ganancia muscular.

Deportista lesionado que reposa una temporada y vuelve al ejercicio

Otro caso que se puede dar es que si eres deportista y terminas teniendo alguna lesión por cualquier motivo o simplemente ha dejado de hacer deporte, después de una buena temporada de reposo que puede durar varios meses, al retomar el ejercicio se puede dar también este caso, que es la pérdida de grasa a la vez que ganamos músculo.

Esto se conoce comunmente también como parón el hecho de dejar de hacer ejercicio un tiempo para que luego el entrenamiento tenga más resultados y tratar de evitar el estancamiento.

Sujeto que realiza ejercicio y consume solo lo que su cuerpo necesita

En este tercer supuesto la persona que quiere ganar masa muscular y perder grasa ya es deportista o tiene sus rutinas que sigue normalmente. Es el caso en el que más difícil se puede dar la pérdida junto a la ganancia y hay que tener algunas cosas en cuenta.

Lo primero será saber que para perder grasa de forma correcta deberías hacerte un estudio antropométrico, ya que con dietas inventadas puedes provocarte a la larga mayores problemas que los beneficios que puedas conseguir.

Por otro lado, para que se diera el caso de la pérdida de grasa y ganancia de musculo si eres deportista, deberías centrarte en el consumo de proteínas, con algunos hidratos por supuesto. Esto consigue que lo que consumes sea el alimento del músculo de forma directa, evitando que se genere más materia grasa. Por otro lado deberías olvidarte de consumir ningún alimento con grasa, y quizás plantearte el uso de algún quemagrasa para potenciar la pérdida del tejido adiposo.

Estos son los principales casos donde se puede dar la ganancia muscular y la pérdida de grasa con las mismas rutinas de entrenamiento, aunque si ya haces ejercicio te va a costar algún que otro sacrificio sobretodo en la alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *