Deporte y Nutrición

Nutrición, deporte y Rutinas de entrenamiento en casa

Nutrición básica, hidratos de carbono

Nutrición básica: Carbohidratos

Para todo deportista o atleta es necesario tener un amplio conocimiento sobre la base de la nutrición, ya que en parte este punto afecta directamente a los resultados que podamos obtener en todas las áreas. Veremos en próximos artículos todos los tipos de nutrientes, pero vamos a centrarnos aquí en los carbohidratos.

Los carbohidratos son un compuesto de carbón, hidrógeno y oxígeno, más conocido como azúcares, almidón y fibra. Este compuesto nos proporcionará unas 4kcal por gramo, por ejemplo, si comemos algo que tiene 25g de hidratos, estamos consumiendo nada menos que 100 kcal.

Necesitamos los hidratos de carbono para subsistir, ya que por ejemplo es el combustible básico de nuestro cerebro, además de que nuestros músculos también requieren de carbos para aguantar actividades físicas intensas como la musculación. Ni que decir tiene que consumir la cantidad adecuada de carbohidratos a lo largo del día es realmente importante, ya que glucógeno de nuestro hígado dura alrededor de 18 horas si no consumimos carbohidratos.

El glucógeno es un polisacárido blanco insaboro. Nos hará las veces de reserva de energía, que cuando la necesitemos se descompondrá en glucosa, sobre lo que puedes pensar que no es importante, pero te equivocas.

Si no ingerimos suficientes carbohidratos, nuestro cuerpo es lo suficientemente inteligente como para convertir las proteínas en carbohidratos, y por supuesto las proteínas son necesarias para el desarrollo muscular. Entonces lo que pasa es que si dejamos de consumir suficientes carbohidratos vamos a provocar una deficiencia de proteínas.

Existen dos tipos de carbohidratos, los simples y los complejos. Los simples son los que llamamos azúcares, y los complejos los conocemos como almidones. Más o menos la mitad de ellos son almidones, un tercio son azúcares como sacarosa o de lactosa, y el resto son monosacáridos como glucosa fructosa, etc.

El resto de ellos son los que no podemos digerir, es decir, como la fibra, que suele ser lo que tienen las cáscaras o pieles de las semillas y los tallos de los vegetales. Esto es lo que incorporan los alimentos integrales.

Aproximadamente el 50% de la energía que gastamos proviene de los carbohidratos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *