Deporte y Nutrición

Nutrición, deporte y Rutinas de entrenamiento en casa

Alimenos que debes evitar en las dietas

El running es una herramienta muy buena a complementar con tu dieta, mantendras o bajarás de peso si eres regular con tus entrenamiento y comes bien.

Debes de saber, que aunque correr sea una actividad física muy buena para perder peso, si no acompañas un plan nutricional en base de tus objetivos es muy probable que no salgas victorioso de esta guerra contra las grasas.

Por desgracia, la gran mayoría de las personas que inician una dieta solo la aguantan unos pocos días, la abandonan muy rápido y con la misma rapidez recuperan los kilos perdidos.

Uno de los enemigos de las dietas son esa cantidad de normas que deben llevarse a cabo, normas que por lo general son muy sufridas y que llevan consigo a que la persona pase hambre. Si a esto le añadimos que hemos hecho sesiones duras de entrenamiento, puede ser un infierno para muchos de nosotros.

El hambre, es una sensación vital para el organismo, el organismo es sabio y nos transmite un estimulo cuando este necesita nutrientes. Es un proceso complejo en el que participan muchos factores. Haciéndolo muy resumido que intervienen dos hormonas, la leptina y la grelina.

Sabiendo esto… vamos a proponerte unos cuantos trucos para que puedas adelgazar sufriendo lo menos posible. Estos son nuestros consejos

Consume proteínas

Además de que son vitales para fortalecer la musculatura, las proteínas son tus mejores amigas para luchar contra el hambre.

Comer proteínas tiende a aumentar la sensación de estar saciados en una proporción mayor a la que lo hacen los carbohidratos.

Ni que decir tiene de que si las proteínas son importantes en deportistas, en aquellas personas que quieran evitar pasar hambre son un nutriente muy importante.

Para controlar tu apetito, nada mejor que acompañar proteínas en las tres comidas principales. (desayuno, comida, cena)

Evita las barras de proteínas, están cargadas de energía y no tienen fuentes naturales de proteínas. Están cargadas de caseina o proteína de suero.

Evita los azucares

Los dulces tienen un gran problema, esto es algo bien sabido entre todos. Aportan muchas calorías y muy pocos nutrientes, además… tienen un problema añadido. Pueden incrementar el apetito.

La sacarosa y el jarabe de maíz de fructosa son los ingredientes mas usados por las industrias alimentarias para endulzar los alimentos. Ambos, están formados por glucosa y fructosa.

La glucosa si es un compuesto importante para nuestro cuerpo, es una parte principal para el metabolismo energético, es decir para la producción o almacenamiento

La fructosa no es esencial, no se necesita y nuestro cuerpo no produce fructosa.

Estudios afirman que el consumo de fructosa aumenta el apetito, por esto es importante reducir la alimentación que contenga fructosa.

Come fibra

Poco se sabe de la fibra, es un alimento muy interesante. Tiene muchísimos beneficios para la salud.

La fibra es un tipo de carbohidrato que no se puede digerir y que por lo tanto no se utilizan para ser usado para producir energía.

Son solubles o insolubles dependiendo de si se pueden descomponer en líquidos.

Las fibras son nutrientes muy poderosos para la salud o para el metabolismo, además de que indirectamente reducen el apetito.

La fibra ayuda saciando el apetito retardando el vació gástrico.

Por lo tanto, incluye fibra en tu dieta junto con frutas y verduras, estos también tienen un aporte de fibra.

Las grasas pueden ayudarte

Un perfecta combinación entre alimentos ricos en fibra y grasa, es una idea inteligente de aumentar la saciedad y reducir así nuestro hambre.

De la misma forma que las fibras, la grasas ayudan retrasando la digestión, por lo que su consumo puede evitarte el apetito.