Deporte y Nutrición

Nutrición, deporte y Rutinas de entrenamiento en casa

Trucos para comer menos

Si te interesa optimizar tu físico para estar listo en el verano o para lucir bañador te damos unos trucos muy valiosos. Unos recursos demostrados cientificamente para que puedas comer menos.

Si dentro de tus objetivos está perder peso el truco principal es reducir calorias o controlar las cantidades de tus comidas. Pero aparte de este, que es bien conocido, te daremos otros trucos para que puedas aplicar en casa.

  • Comer despacio. Demostrado que la gente que suele comer muy rapido engorda mucho mas deprisa.
  • Preparar alimentos con un alto contenido en fibra, pues estos alimentos exigen una gran cantidad de masticado tardan pues en digerirse produciendo asi mas saciedad y nos ayudan a comer menos. Alimentos duros con dificultad de masticado reducen un 13% aproximado las calorias totales de la comida ingerida.
  • Reducir la densidad calórica de tus comidas, es decir, reducir calorías sin tener que cambiar el volumen o la cantidad del plato. Se ha probado que si bebemos mucha agua o que el mismo aire puede llenar mas y de esta manera reducir nuestro apetito.
  • Utilizar platos y cucharas más pequeñas, ayudan a reducir la cantidad a ingerir del alimento según se ha probado en investigaciones, donde también se afirma que usar platos más grandes ofrece la posibilidad de comer más cantidad, de esta forma, usando vasos , recipientes y platos mas pequeños estamos acostumbrando al organismo a cantidades mas moderadas.
  • Servir raciones individuales, o lo que es lo mismo, llevarte el plato o tu ración de comida ya servida a la mesa. No te lleves la caja entera de galletas, mejor llévate las que quieras comerte y deja la caja guardada. Se ha comprobado que este metodo ayuda notablemente a evitar ingerir cantidades superiores. De esta forma, lo mejor es preparar la ración, guardar la fuente del contenido y disfrutar de la comida lentamente.
  • Tomar una sopa de primer plato para así de esta manera comeremos menos después, los estudios han podido comprobar que se ingiere hasta un 20% de calorias despúes de una sopa. Entonces, en esta época del año,para el verano sopas frias y para el invierno sopas calientes son buenisimas ideas para tener en tu recetario.

Éstos son algunos recursos que han sido probados por la ciencia que te serviran para comer menos y que tú puedes emplear en casa desde ya mismo, si quieres perder unos kilos de cara al verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *