Deporte y Nutrición

Nutrición, deporte y Rutinas de entrenamiento en casa

Motivos por los que no debes de estirar justo antes de entrenar.

Hasta hace poco los especialistas recomendaba que antes de empezar a entrenar se debía calentar con unos estiramientos, especialmente en las zonas donde iba a cargar el peso del ejercicio. Pero los últimos estudios desaconsejan esta actividad. Aquí te explicaremos los motivos y el porqué debes de estirar en otro momento.

 

  • Reduce la fuerza. Según el Journal of Strength Conditioning and investigation estirar inmediatamente antes de empezar una sesión de mancuernas disminuye la fuerza total. Una revisión en 104 estudios anteriores realizada por la universidad croata de Zagreg afirma que un estiramiento estático previo al ejercicio puede reducir mas de un 5% de fuerza.

  • Tiene un efecto negativo sobre la potencia general. No solamente la fuerza se ve mermada al hacer un estiramiento previo, la fuerza explosiva (necesaria en deportes de equipo) puede ser disminuida mas de un 2% según los investigadores de la universidad croata.
  • Afecta a la resistencia de los músculos No se sabe exactamente si en ejercicios de resistencia estirar beneficia o no, en ejercicios como la carrera o la bici se avanza gracias a las contracciones musculares. Los investigadores croatas afirman que estirar antes de la actividad disminuye la capacidad muscular en términos de almacenamiento de energía, algo clave en este tipo de técnicas.
  • No disminuye la probabilidad de padecer  lesión. El estiramiento estático hace justo lo que se espera que haga: relaja los músculos junto con los tendones que los acompañan. El riesgo de rotura muscular es ligeramente menor, puesto que la musculatura está más estirada y elástica, pero aumenta el riesgo de sufrir una lesión articular y de ligamentos, puesto que nuestras reacciones serán más lentas después de estirar de esta manera.
  • Corres el riesgo de lesionarte mientras estiras. Si estiras como si estuvieses calentando, tu musculatura tiene que estirarse en frío a un de una manera intensa que puede causarte una rotura muscular… Todo esto sin casi haber empezado a entrenar.

Resumiendo, no hagas estiramientos estáticos y mantenidos antes de comenzar tus ejercicios. En su defecto, entra en calor haciendo una ligera actividad (algo de trote, saltos, movimiento de brazos)

No hagas estiramientos estáticos y mantenidos antes de entrenar. Es mucho mejor entrar en calor con una actividad ligera (trotar un poco, algo de bici…) y después puedes realizar algunos movimientos amplios para calentar que impliquen estiramientos dinámicos: zancadas, saltos, giros… Es mejor que dejes los estiramientos estáticos mantenidos para sesiones especificas que tengan como objetivo mejorar la flexibilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *