Deporte y Nutrición

Nutrición, deporte y Rutinas de entrenamiento en casa

Entrenamiento personalizado

El entrenamiento personalizado y su importancia

Cuando hablamos de entrenamiento no podemos generalizarlo para todo el mundo ya que cada uno es diferente. Esto se debe una serie de factores muy importantes que no son únicamente específicos de cada uno de nosotros, sino que también viene condicionado por nuestra herencia e incluso por factores ambientales. A continuación los vamos a explicar uno por uno.

Herencia

Son los factores que llevamos en los genes. Entre ellos pueden ser por ejemplo el tamaño de los órganos, la composición de fibras musculares y otros muchos. Por ello será aquí donde las personas con dichos rasgos a favor responderán mejor a los ejercicios.

Maduración

La cantidad de carga en el entrenamiento viene limitada por la madurez del organismo, por tanto en general a más madurez mayor carga soportada al entrenar.

Nutrición

Ésta puede influir positiva o negativamente al rendimiento físico sobre el entrenamiento. En este punto debemos saber que esto depende solamente de cada uno de nosotros. Sólo nosotros somos responsables de los alimentos ingeridos, por tanto hemos de cuidad nuestra alimentación para optimizar al máximo nuestros resultados.

Descanso

Tras la realización de un ejercicio físico intenso o continuado nuestro cuerpo necesita regenerarse, para eso se utiliza el descanso. Además, cuando se inicia un programa de entrenamiento, por norma general es necesario más tiempo de descaso del habitual.

Condición física

Si nuestra condición física es baja, con un poco de ejercicio veremos resultados rápidamente. Es decir, que al poco de empezar nuestro entrenamiento notaremos el cambio. Sin embargo, si entrenamos normalmente será necesario mucho más tiempo de entrenamiento para unos resultados que apenas apreciaremos.

Motivación

Si eres capaz de darte cuenta del resultado que da un trabajo duro, y eres consciente de que lo consigues gracias a eso, obtendrás mayores beneficios.

Influencias ambientales

Nuestro entorno afecta directamente sobre nuestro rendimiento físico. Por poner un ejemplo, el frío o calor puede condicionar nuestra respuesta ante el ejercicio. También la contaminación, altitud, humedad y otros factores pueden condicionar nuestros resultados. Además otros factores como el estrés pueden también afectar a nuestro entrenamiento.

Todos tenemos un plan de entrenamiento que satisface nuestras necesidades, pero eso es algo que debemos consultar a expertos o entrenadores ya que son los indicados para ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos.